Coloquialmente los Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP) son conocidos como azafatas, auxiliar de vuelo, aeromozas.  En este sentido, se ha aclarar que el género femenino de las palabras obedece a que inicialmente eran mujeres quienes se dedicaban a esta ocupación. En la actualidad, lo hacen también hombres.

La mayoría de las personas asocian a los TCP a las bebidas y comida que se ofrecen en un  avión, pero en realidad lo que muchos ignoran es que esa joven chicha puede salvar la vida de algún pasajero porque su preparación incluye primeros auxilios y que, debido a que mueve constantemente objetos de gran peso, tiene fuerza suficiente para defenderse de algún ataque furtivo.

Quizás el primer paso que debe dar alguien que desee ser TCP es encontrar información acerca de los requisitos físicos de las diferentes líneas aéreas a las que pudiera solicitar ingresar.  Hay lineamientos claros en cuanto a peso y estatura de este personal y, aunque pueden tener algunas variaciones, al menos se exige una proporción peso estatura. No se trata de caprichos sino que los materiales de emergencia se encuentran en los compartimientos superiores y, por tanto, se deben poder acceder a ello fácilmente, lo que se le dificulta a una persona de poca altura.

Cumplidos con estos requisitos, un aspirante a TCP debe poseer cierto nivel de educación. En algunos países basta la secundaria, pero en otros se aprecian estudios superiores, sobre todo si se relacionan con las interacciones humanas. Aunque las líneas aéreas pueden entrenar a sus propios TCP, un curso de auxiliar de vuelo puede hacer que las entrevistas para ser seleccionado para realizar el entrenamiento sea más fácil de superar. Asimismo, el manejo de más de un idioma es deseable.

Otros aspectos han de ser tenidos por la persona que se quiera dedicar al exigente trabajo de TCP. Ha de poseer buena salud física y emocional. Los vuelos internacionales pueden durar muchas horas, lo que se traduce en poco tiempo de descanso; se ha de ayudar a levantar maletas, a personas con discapacidades, por lo que requiere fuerza. Pero también se ha de estar alejado de la familia y amigos así como de una vida social normal.  De allí la necesidad de poseer inteligencia emocional.

Una ocupación como TCP podría ser estresante pero también atractiva, te llevaría a conocer al mundo, otras culturas, relacionarte con  muchas personas, por lo que si ello forma parte de lo que deseas en la vida, obtén tu pasaporte, busca opciones y surca los cielos.