Existen dos tipos de personas, las que son extrovertidas y las que son introvertidas. Una persona introvertida es aquella que se le dificulta expresar sus sentimientos y tiene temor a ser juzgado, prefiriendo el confort y la paz mental que la soledad les  brinda. Por otro lado, una persona extrovertida es todo lo contrario. Es una persona simpática, afectuosa, sociable y que manifiesta lo que siente y piensa con facilidad.

Por lo general, las personas extrovertidas tienen muchos amigos, siempre tienen algo divertido que hacer e historias que comentar. Aunque es genial tener esa habilidad para socializar, no es una actitud con la que todo el mundo cuente. Así que ya sabes, no eres el único con dificultades para entablar conversaciones con extraños.

En este post, queremos que comiences a salir de tu zona de confort y que le demuestres al mundo lo grandioso que eres. Por eso, hoy traemos para ti 4 tips que te ayudarán a ser una persona más simpática y extrovertida. Toma nota.

TIP #1. Plantéate Retos

Visita lugares nuevos y conoce personas distintas cada semana. Atrévete a saludar y comenzar una conversación (puedes hacer un pequeño chiste para romper el hielo). No temas pedir informaciones sencillas a alguien, como por ejemplo la hora o alguna dirección, esto ayudará a que poco a poco vayas perdiendo la timidez.

TIP #2. Practica en casa

Practica en casa frente al espejo imaginándote en diversas situaciones con otras personas. Sobre todo imagínate en esos escenarios que te crean incomodidad y nerviosismo. Este simple ejercicio te ayudará a reforzar tu seguridad y a sentirte cómodo, ya que sabrás como actuar en todo tipo de eventualidades.

TIP #3. Examina tu lenguaje corporal

Así no te encuentres conversando con alguien, tu lenguaje corporal puede decir mucho de cómo te estas sintiendo. Trata de no cruzar los brazos, de no encorvarte y sobretodo, trata de no poner una mala cara. Ten mucho cuidado, estos gestos que muchas veces realizamos de forma inconsciente serán una alerta para cualquier persona que desee entablar una conversación contigo, ya que estarán denotando desánimo, molestia e incluso mal humor.

TIP #4. Sonríe

Tan sencillo como eso, ¡Sonríe! Una cara alegre siempre mejora el día. Además, hace que las otras personas te vean como alguien amigable y divertido. Una sonrisa no amerita esfuerzo alguno pero sus efectos son inmensurables.

Pon en práctica estos sencillos consejos que reseñamos para ti y comienza a ver como tu vida cambia. Serás una persona nueva, extrovertida y segura de sí misma, lista para comerse el mundo. ¿Qué esperas?