¿Deseas ser una persona divertida y graciosa? ¿Quieres que lo primero que los demás noten es tu carisma y buen humor? Pues, has llegado al lugar indicado, aquí te demostraremos como llegar a ser la persona más graciosa y divertida de este planeta.

Para ser cómico  y entretenido debes tomar en cuenta los siguientes consejos.

  1. Deja la Timidez

Es imposible que seas gracioso si tienes miedo de expresarte. Debes dejar tus inseguridades a un lado y comenzar a decir lo que piensas. No temas en quedar como un payaso, ya que si haces reír a las personas, estas te lo agradecerán y no te harán sentir como un ridículo.

  1. Aprende de los Expertos

Mira programas de comedia en la televisión. Apréndete sus chistes y comienza a contarlos en público. Es una manera segura de comenzar a ser gracioso, ya que estos chistes, por lo general, son muy buenos y es seguro de que sacarás una que otra sonrisa.

  1. Toma todo con humor

Utiliza los problemas a tu favor, búscales la vuelta y haz de una situación penosa y agobiante, algo gracioso y menos estresante.

  1. Rodéate de gente divertida

Dime con quien andes y te diré quién eres. Aunque creas que es algo que nuestras abuelas y madres decían solo para molestar cuando no les gustaban nuestras amistades, es algo muy cierto. Adquieres conductas y gestos de las personas que te rodean, por eso es muy importante, si quieres ser gracioso, que tus amistades tengan un buen sentido del humor.

  1. Riéte de ti mismo

No temas en hacer bromas sobre las cosas que te pasan, o incluso, sobre tu apariencia personal. Este tipo de humor suele agradarle a muchísima gente, esto se debe a que las cosas que te suceden a ti, también les suceden a otros, por lo que es muy fácil identificarse y reírse de las circunstancias.

Por otro lado, nadie es perfecto, por lo que tomar alguno que otro defecto propio y hacer una gracia de ello será algo muy positivo. Las personas también se identificaran con este tipo de broma, de lo cual se reirán, aunque sea en secreto, pero lo harán, y tú quedarás como una persona cómica y divertida.

Ser gracioso es algo que debes practicar a diario, toma nota de lo que a la gente le agrada y las hace reír. Mira la vida como tu teatro y a las personas como tu público, solo así llegarás a ser la persona más graciosa del mundo.