Saltar al contenido

¿Cómo dejar de ser envidioso?

La envidia es un sentimiento que todos hemos sentido alguna vez en la vida. ¿Cómo dejar de ser Envidioso? resulta una pregunta interesante para quienes viven exacerbados de ella. Si te encuentras en ese grupo de personas, es momento de aprender a manejar o descubrir cómo mejorar tal sentir.

  • La baja autoestima juega un papel muy importante, por esta razón tienes que trabajar en ella. No es bueno que te sientas envidioso por las situaciones positivas que tengan tus semejantes, y que tú no vives.

Debes tener en cuenta que es súper estresante y poco adecuado, el estar pendiente de los logros que obtienen los demás. Resulta importante entender, que cada una de esas situaciones no puede ser tu punto de enfoque, porque vivirás lleno de rabia y angustia al no tener lo que los demás tienen.

cómo dejar de ser envidioso

 Perfil de una Persona Envidiosa

Muchas personas que son altamente envidiosas, mantienen este sentimiento escondido o bajo perfil, sin embargo, a continuación, te dejamos saber cómo pues reconocerlas.

  • Las personas envidiosas necesitan ser el centro de atención. Su conducta tiene mucho que ver con su apariencia física, para poder conectar con los demás. Cuando ven que alguien “los supera” físicamente, sale a relucir en algún momento la mala intención.
  • También son personas que abusan de las críticas hacia una determinada persona, con el fin de humillarla para hacerla sentir menos que los demás. Normalmente estas críticas son realizadas en público, con toda la intención de hacerla quedar mal.
  • Suelen comentar ante amigos en común, que el éxito de otras personas es netamente a causa de la suerte y no por méritos propios.
  • Cuando una persona les comenta algún proyecto o actividad que desea realizar, en seguida lo desaniman muy sutilmente para que no inicie la actividad que seguramente tendrá éxito.
  • Se valen de la personalidad respetuosa de algunas amistades, para gozar de popularidad dentro del entorno social que comparten, sin que los demás no noten su mala intención.
  • Si la otra persona es reconocida o felicitada al realizar algún trabajo con éxito, les molesta, pero lo asumen, evidentemente disimulando su malestar y sin otro remedio que felicitándolo por el logro obtenido.

Consejos para Evitar la Envidia

La vida es una sola como para que pierdas el tiempo enfocándote en los logros de los demás de manera negativa. Una de las formas de evitar la envidia es el autoanálisis, que reconozcas las cosas positivas que te rodean y el darte cuenta de que eres capaz de avanzar en lo que te propongas sin ser envidioso.

A continuación, te dejamos ver varios consejos para que logres quitarte de encima la envidia.

  • La autoconfianza en ti es determinante para que realices lo que quieras, sin estar al pendiente de hundir a los demás
  • Si tienes hijos y no quieres que afloren este sentimiento, los valores en casa deben ser aplicados en todo momento, y tú ser ejemplo de ello
  • Ser positivo a pesar de cualquier circunstancia, ayuda a que no te enfoques en los logros de los demás de forma negativa, sino por el contrario, darte cuenta de que tú también tienes oportunidades
  • Los seres humanos debemos aprender a valorarnos y la persona envidiosa aún más, porque está dudando de sus propias capacidades
  • Si ves que este sentir te consume, debes buscar ayuda profesional con un psicólogo para que te oriente

pasos para dejar de ser envidioso

Identificar a qué o quién sientes envidia

Es un paso importante que solo tú tienes la responsabilidad de reconocer. Una de las maneras de lograrlo es a través del autoanálisis, del cómo quieres llevar tú vida y por qué sientes que no puedes lograrlo.

Muchas veces el ser envidioso es consecuencia de situaciones que hemos visto desde la infancia y lamentándolo mucho el niño lo copia y le queda como un patrón normal.

Reconocer el sentimiento

Para el envidioso es difícil concientizar que lo es, o simplemente no se da cuenta y cree que está actuando bien. Pero es fácil de aceptar el sentimiento, cuando analizas sin mucho esfuerzo, que te molesta encarecidamente que los demás puedan experimentar situaciones de placer o éxito más que tú.

Otro tips para que logres darte cuenta de que, si eres envidioso, es cuando todo lo criticas y no ves otra salida más que imponer tú propia voluntad, valiéndote madre las opiniones de otros, solo para no reconocer que lo están haciendo mejor que tú.

Razonar sobre los motivos de la envidia

Si bien es cierto que la causa de tú envidia puede ser por distintas razones, es bueno que te detengas y aprendas a examinar en lo que estás fallando, y más si esto te trae como consecuencia problemas con los demás.

Somos seres capaces de reconocer cuando estamos ante este tipo de sensaciones y el darte cuenta de que no es sano vivir enfocado en la envidia, te hará reflexionar.

Todos vivimos situaciones diferentes en cada una de las etapas de nuestras vidas, con altas y bajas, que tocan vivirlas, porque sí. Por estas razones debes dar un viraje a ese sentimiento que puede resultar muy negativo, sino lo sabes manejar.

cómo eliminar la sensación de envidia

Celebrar los logros de los demás

Evidentemente llegar a este paso seguramente no te parecerá fácil, pero si se puede. Por allí dicen que hay “envidias sanas” no para hundir a la persona que está triunfando, sino para averiguar cómo puedo hacer para lograr algo parecido a la que ese individuo alcanzó.

La autoestima y el valorarte, entra a jugar un papel fundamental en ese reconocer al otro para aprender y no para odiar ni para sentirme mal, allí puede estar la clave.

Aceptar lo que tienes y ser feliz

Para aceptar lo que tienes y no te afecte lo que otras personas puedan lograr, es importante que aprendas a reconocer lo que seguramente con mucho esfuerzo has logrado y que se te olvidó que lo hiciste.

En muchos casos, ni siquiera hay razones válidas para tener sentir envidia. Simplemente basta con reconocer que tú eres totalmente diferente a los demás y que algunas personas tienen circunstancias distintas.

¿Enseña la Biblia cómo dejar de ser Envidioso?

Si, una de las maneras que la biblia te enseña a combatir este y otros sentimientos negativos para la comunión con Dios, es refugiarse en él y practicar el amor al prójimo de manera desinteresada. Las alabanzas, el honrar los mandamientos descritos en las sagradas escrituras y la conexión permanente en oración con Dios, son claves para que la envidia no crezca en ti.

La historia de Jesús cuando estuvo en la tierra, fue una gran enseñanza y prueba de ellos es que siendo el rey de reyes y dueño de todo lo que tenía a su alrededor y más, siempre fue humilde.

cómo se aprende a no ser envidioso

Ejercicios para Mitigar la Envidia

  • Revisa las fortalezas y atributos que posees, seguro son bastantes
  • Evita compararte con los demás, Siempre debes recordar que cada persona tiene situaciones distintas y que seguramente en algún momento vas a resaltar sin opacar a nadie
  • Ver los logros de los demás como ejemplos a seguir y no objetos de envidia, todo con el fin de que esas personas sean tú estímulo para alcanzar metas nuevas

Compartir Artículo