Saltar al contenido

¿Cómo ser un buen encargado?

El encargado es quién se hace cargo de las responsabilidades y operaciones de una tienda, departamento u organismo en ausencia de su tutor original, siempre bajo el poder de ser delegado directamente por este y no en ningún otro caso por auto-imposición.

Es un rol de zapatos a llenar, debido que no solo está entregándose las riendas de un local sino total confianza en que será aún mejor y más eficiente a su dueño original. Entonces surge esta duda tan punzante de ¿Cómo ser un buen encargado? Los nervios, que no dejan de existir, aunque no sea la primera vez ¡Calma! Te brindamos la siguiente información que te ayudará a sobresalir.

ser un buen encargado profesional

¿Cómo ser Encargado por Primera vez?

Imagina que estás laborando y surge un inconveniente al dueño y este debe salir de viaje, atender un problema personal indefinidamente o simplemente abrir una nueva tienda y para ello necesitará el delegar un encargado. Y sí eso sucede ¡¿Cómo ser Encargado por primera vez?!

¡Primera vez! ¿Tendré lo necesario? ¿Qué hacer con tanta responsabilidad? ¿Por dónde debes comenzar? ¿Qué hago sí algo sucede? Te respondemos todas estas preguntas una la vez.

¿Tendré lo necesario?

Para que el dueño de un establecimiento depositara toda su confianza en ti y estamos hablando de los ahorros de su vida y los esfuerzos recolectados.

Este/a debió haber visto en ti algo que aún tú no lo ves así que simplemente acepta esta oportunidad con humildad y recuerda que la responsabilidad es trabajo y no un título. ¡Da el ejemplo con tu labor!

¿Qué hacer con tanta responsabilidad?

Contrario a lo que se enseña administrativamente, la responsabilidad de los actos sí se delega y puede haber consecuencias más allá de un despido.

La humildad hace al mejor de los gerentes, confía en tu equipo de trabajo o en caso de estar solo/a piensa en el cargo más que una responsabilidad, una oportunidad de ayudar a mejorar y aportar ideas o que sean escuchadas las de otros.

¿Por dónde debes comenzar?

Lo mejor es centrar tu mente en mantener el nivel de trabajo con el que venías más un adicional a velar por el resto de las tareas que no te correspondían. Verifica si tu jefe llevaba un cronograma de tareas diarias y cúmplela cabalmente. De no ser así crea el propio, así no habrá mayor probabilidad de incidencias por descuidos de tu parte.

¿Qué hago sí algo sucede?

Un encargado, siempre debe estar en contacto con su jefe o un superior inmediato en caso de alguna duda o contrariedad. Así que ¡Calma! No te encuentras contra tu solo/a contra el mundo.

El consejo que sí puede serte muy útil es tratar en lo posible de no llamar para preguntar qué hacer con cada nimiedad. El encargado debe estar en las facultades de resolver los problemas cotidianos, si algo está fuera de tus manos entonces es deber informarlo para esperar directrices.

¿Cómo ser Encargado con Autoridad?

El error de los encargados es ejercer poder a la fuerza, especialmente sí Lo son por primera vez. Para comprender cómo ser un buen encargado debes reconocer que la autoridad se gana, aunque esta se haya recibido del dueño.

Las tareas, el compromiso, la excelencia y el compañerismo son fundamentales para ello, ser ejemplo en todo bajo la autoridad de liderar el trabajo. El respeto es la clave del éxito en una organización piramidal y este comienza por arriba.

Bajo ninguna circunstancia puede usar la fuerza, el chantaje u ofensas. Sin embargo, un encargado con autoridad no debe ceder a una tarea segregada, debe evaluar al personal y premiar de creer conveniente en dicha circunstancia. No debe confundir la amistad con el trabajo y siempre velar y amparar el bienestar y seguridad de sus compañeros laborales así cómo mantener el ambiente laboral.

Recomendaciones para ser un Buen Encargado

Para muchos no es fácil tomar esta responsabilidad, son muchas las dudas que pueden surgir en torno a cómo ser un buen encargado, pero además de las capacidades técnicas del trabajo que se ejecuta son breves las pautas a seguir. Sí aún tienes dudas al respecto, te detallamos una serie de recomendaciones para ser un buen encargado.

Sé Buen Comunicador

Cuando se trabaja en grupo la mayor parte de los inconvenientes surgen por fallas en la comunicación, así que la primera recomendación es que debes ser claro con tus directrices.

Ser buen comunicador es un arte muy sencillo mantén un perfil bajo para que todos puedan acceder a ti y aclarar sus dudas sin permitir los excesos de confianza.

La clave para comunicar correctamente es hacerlo a primeras horas de la mañana cuando el trabajador viene descansado y reiterar los resultados del trabajo antes de finalizar la jornada.

Enseña con el Ejemplo

Ninguna palabra es mejor al ejemplo. Un buen encargado debe convertirse en un auténtico líder, no gasta su tiempo en discursos y demandas, este es el primero en encontrar la falla y abrir un camino para que todos puedan transitar por él.

Nadie se somete voluntariamente a una jornada de trabajo dónde su conveniente auspiciador es el principal evasivo de ella, brinde la capacidad de que otros aprendan mediante sus métodos, es más rápido y menos pesado para el trabajador.

Reconoce los Esfuerzos y Logros

Los jefes normalmente tardan en reconocer los esfuerzos que sus trabajadores están haciendo por ellos y la organización debido que su juzgar es una labor remunerada y no un favor pendiente. En ese caso, siempre es el trabajador quién se mantiene en aparente deuda con su superior.

Lo cierto es que muchos trabajadores ejercen sacrificios para alcanzar a llegar a la jornada o mantener su ritmo de trabajo que no es correctamente remunerado. Cómo encargado debe promover la idea de premiar los esfuerzos especiales sorpresivamente.

Bien sea cómo empleado del mes o cómo un premio o bonificación especial de acuerdo a sus labores. Esto motivará al resto del personal mediante un producto tangible a ser más eficiente. De ejecutarlo correctamente incluso el ambiente laboral podría ser más animado.

Potencia las capacidades de tus Empleados

Invertir conocimiento y prácticas en tus empleados jamás será una pérdida de tiempo y dinero. Potenciar las capacidades de tus empleados mejorará el sistema de trabajo y por consecuencia el rostro de la empresa.

Mejorar los talentos de tus empleados creará un antes y un después en las actividades diarias, un constante aprendizaje asegurará que la organización jamás quede en desventaja frente sus contrincantes principales.

Delega Funciones

Nadie es todopoderoso en el mundo de los negocios, aun las grandes organizaciones necesitan de la colaboración de un gran número de personas y unificación con otras marcas temporalmente. El arte de la guerra nos enseña “divide y vencerás” esto no se aplica sólo a los enemigos, también a nuestro ritmo de trabajo.

Si estudiamos las probabilidades de pérdida por parte de una sola persona vigilando 10 actividades, tiende a ser mayor el riesgo si mantenemos la centralización a que si contáramos con diez que se encarguen individualmente de ellas.

Enseñe y delegue, el poder del crecimiento se ve mediante la segregación de funciones con vigilancia periódica, se ejecuta el trabajo de forma más liviana en el paso del tiempo al menor riesgo.

Ser un encargado de una tienda o una organización siempre es una responsabilidad que no todos tienen la posibilidad de sobrellevar, deben juntarse las suficientes características y habilidades.

Para entender cómo ser un buen encargado la diferencia lo hacen estas pequeñas pautas que, mantenidas en el tiempo, aportan los mejores resultados. No temas a los retos por venir ¡Lleva a práctica estos simples consejos!

Compartir Artículo