¿Cómo ser piloto de avión?  Es una pregunta que a menudo te haces, cuando estas cautivado  o sientes una pasión por los aviones; cuando deseas tener tu propio jet o te atraen los hidroaviones,  helicópteros, entre otros.  Sea cual sea, juega en ti el ansia de los espacios abiertos, el poder de la conquista, la libertad de las alturas, o el volar algún día un avión comercial como los modernos Airbus.  Lo importante es tener un plan definido para alcanzar tan preciada  presea.

¿Dónde empezar?  Comienza por leer, investigar, y recabar toda la información sobre la nueva destreza que deseas adquirir: Ser Piloto de avión y por ello te preguntas ¿Cómo serlo?  No es difícil, pero tampoco algo fácil.  Debes cumplir con un conjunto de requisitos previos para ser designado Piloto de avión.

En primer lugar, verifica que ya tienes la edad adecuada, que has terminado tu educación básica y secundaria y que has aplicado al conjunto de exámenes médicos según los requerimientos de la escuela donde estimas cursar estudios especializados para obtener tu licencia de piloto de vuelo.

En segundo lugar, debes tener disposición,   voluntad y coraje, pues a dónde vas no hay espacio para los márgenes de error. Cursarás estudios de aerodinámica, navegación, instrumentos, meteorología  y prácticas hasta alcanzar el mínimo de horas de vuelo para que te den tu licencia de Piloto de vuelo.  Quién sabe, también podrías alistarte para llegar a ser piloto de aeronaves de combate y/o pertenecer a una escuadra militar.

En tercer lugar, debes estar preparado para la evaluación, porque aunque cada escuela de aeronáutica tiene sus propias disposiciones, la mayoría de ellas te someterán a estudios psicotécnicos y psicológicos para saber si posees el perfil adecuado para esta profesión apasionante.

El querer aprender a ser piloto, es emocionante, sobre todo si desde que crecías y te desarrollabas,  has estado en contacto con este tipo de transporte.  Sin embargo, el reto de aprender a pilotar una aeronave, implica una decisión personal de someterte a un régimen especial para alcanzar ese objetivo.  Luego podrás ir avanzando hasta obtener conocimiento, experiencia y horas de vuelo para que se te asigne la Licencia como Piloto de Aerolíneas Comerciales.  Allí es cuando realmente sentirás que la carrera que una vez emprendiste, valió la pena: Eres el capitán de tu tripulación, a cargo del avión que piloteas. ¡¡¡.. Felicitaciones..!!! Obtuviste tu sueño, estudiaste, te preparaste tanto a nivel físico como mental y emocional.  Eres piloto de un avión.  Ahora   ¡¡¡… a volar… vive el sueño… !!!